lunes, 1 de septiembre de 2014

Una conclusión obvia acerca del matrimonio

Es una deducción a la que es fácil llegar: el matrimonio es bueno para la sociedad. La historia confirma esta conclusión. Los economistas pueden documentarlo. Los profesores pueden percibirlo. Los niños lo experimentan. Y sin embargo, muchos no quieren llegar a esta conclusión fácil y obvia.
 
No obstante, es un hecho indiscutible que ha sido expuesto en términos claros por el investigador Robert Rector de la Heritage Foundation, que escribió un estudio titulado “Matrimonio: La mayor arma contra la pobreza infantil en Estados Unidos”.
 
El nuevo estudio se suma a muchos otros que muestran cómo el matrimonio beneficia material, emocional y espiritualmente a los niños. Un hogar estable proporcionado por el matrimonio reduce en un 82 por ciento las posibilidades de que un niño viva en la pobreza. Si los niños viven con padres no casados ​​o solteros, un 37% vive en la pobreza. (…)
 
Cuando los matrimonios fracasan, todo el mundo paga. Programas de asistencia social para hogares monoparentales cuestan a los contribuyentes U$S 330 mil millones al año, lo que equivale a U$S 30.000 por cada estadounidense. Sobre la base de estos hechos, parece que otra conclusión obvia sería que la promoción de la familia tradicional sería la forma más eficiente de resolver muchos de los problemas sociales de la nación.
 
Sin embargo, el establishment liberal adopta un enfoque contrario. El divorcio, el aborto y el llamado “matrimonio” del mismo sexo figura en las agendas. Programas de bienestar social vierten torrentes de dólares para “combatir” la pobreza, en lugar de centrarse en la verdadera causa de la pobreza. No hay una cantidad de ayuda estatal que pueda sustituir a la presencia de madre y padre en el hogar.
 
Es una conclusión obvia a la que es fácil llegar, pero no es siempre fácil practicar. El matrimonio supone la virtud. Presupone la responsabilidad y el sacrificio de sí mismo. Los hechos están ahí para todos los que deseen verlos. El matrimonio es bueno para la sociedad, los cónyuges y los niños. Los que se oponen al matrimonio tradicional puede llegar a esta conclusión con la misma facilidad que cualquier otra persona, pero parece que les resulta mucho más fácil simplemente evitarlo.

 

https://www.blogger.com/comment.g?blogID=6625918153209095209&postID=7564753157647004811&isPopup=true

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.blogspot.com
 

1 comentario:

Marcos Costa dijo...

Amigos da Familia Uruguaya Cristiana, tenho seguido o seu blog e apreciado o desenvolvimento das materias.
Muito importante mantermos informados lendo seus comentários e informações.
Realmente, fica claro pelo artigo, que o matrimonio é a base de cada Nação. Matrimonio que Nosso Senhor elevou à condição de Sacramento.
Tambem fica claro quanto estes promotores das uniões homossexuais com direitos civis estão destruindo o nosso Uruguai.
Parabens.
Marcos Costa